Curso de InDesign CS5

<< Capítulo anterior | Capítulo siguiente >>
<< Índice general
Capítulo 9: Documentos interactivos y libros electrónicos

(8) Libros electrónicos

Un libro electrónico o e-book es la versión electrónica de un libro. En la actualidad existen varios modelos de dispositivos lectores de e-books, llamados e-reader, aunque los libros electrónicos pueden leerse en cualquier dispositivo que tenga un intérprete de los formatos de libros electrónicos: una computadora personal, una notebook, una computadora de mano (las llamadas Palm o PDA), las más actuales tablets como el iPad o similares, y varios modelos de teléfonos celulares.

Una de las características principales de los libros digitales que lo diferencian de los libros clásicos es que consiste en un largo texto, cortado por capítulos, que se muestra en el lector. En estos libros no tiene sentido la palabra página. El texto es más parecido a los antiguos rollos de papiro que a los actuales libros impresos. Es una larga columna de texto que el lector va recorriendo.

En los últimos años se multiplicaron los dispositivos lectores de libro electrónico. Las tecnologías son variadas. Una de las principales características es la llamada “tinta electrónica” con que se muestran los textos. Las pantallas no emiten luz propia, como los libros de papel, necesitan de luz ambiente para ser vistas. Se logra así muy poco consumo de energía, lo que significa muchas horas de autonomía. Además, estas pantallas, al no emitir luz, hacen la lectura más descansada.

Otros dispositivos desde los que se pueden leer libros digitales, como el iPad de Apple o varios modelos de teléfonos y dispositivos móviles, tienen la tradicional pantalla retroiluminada, y pueden contar con otras prestaciones que algunos modelos de e-reader carecen: pantalla táctil, micrófono o GPS.

Hay una enorme variedad de dispositivos disponibles en el mercado. Esto puede tener sus ventajas, pero tiene por el momento es una clara desventaja para los profesionales que se dedican a maquetar libros digitales: a pesar de existir un formato normalizado, el ePub, no todos los lectores lo soportan y una misma maquetación se presenta en forma diferente de acuerdo al dispositivo en que se muestre.

La labor de edición de libros digitales es una tarea difícil. Los lectores de libros digitales, en mayo de 2011, suman casi 60 modelos. Por otro lado hay una multiplicidad de formatos de libros y de texto (.arg, .azw, .djvu, .epub, .html, .lbr, .lit, .mobi, .opf, .pdb, .pdg, .pdf, .tr3, .txt, .fb2, .rtf, .chm, .doc, .tcr). Cada lector interpreta algunos de estos formatos. Este caos de formatos y modelos de lectores se muestra muy bien en la entrada correspondiente de Wikipedia.

Es una opinión generalizada que los libros electrónicos están en una etapa inicial de su desarrollo tecnológico. Más allá de la variedad de dispositivos y la falta de normalización en la forma de presentar los documentos ePub, este formato todavía no permite el despliegue de diseño tipográfico a que estamos acostumbrados a ver en los libros impresos.

Figura 12:
Demasiados modelos de lectores de libros digitales y no existe un sistema de maquetación que se puede ver bien en todos.

El formato ePub

El ePub (Electronic PUBlication o publicación electrónica) es un formato de libro electrónico. El ePub ha sido creado por el IDPF (International Digital Publishing Forum) y es de uso libre y de código abierto. Es el aspirante más serio para convertirse en el estándar de estas publicaciones, aunque todavía no lo es. Algunos lectores de libros digitales no lo interpretan. Y los que lo hacen no lo muestran en forma homogénea.

En la actualidad (mayo de 2011) el desarrollo tecnológico de los libros digitales está en sus comienzos. Su maquetación tiene algunas semejanzas con el diseño de páginas web en los comienzos de la WWW. Los diseñadores tropezaban con una dificultad parecida: las páginas web cambiaban de apariencia de acuerdo al navegador en que se veían. Muchas veces era necesario hacer una versión para cada uno de los navegadores más usados. Esta situación ha cambiado, los navegadores han mejorado, los problemas de incompatibilidad se han reducido y las herramientas de programación aportan mejores soluciones. Es de esperar que los próximos años las herramientas de maquetación de libros digitales y los dispositivos lectores avancen y permitan la edición de libros con las características de tipografía e imágenes que permiten los libros en papel.

Análisis de un archivo ePub

Un archivo ePub es una carpeta comprimida con la norma Zip que contiene varios documentos. En la figura 13 se nuestra la carpeta resultante de la descompresión de un archivo ePub. Los archivos son los usuales en las páginas web (XHTML, CSS, XML). Este sistema de carpetas contiene, entre otros, los siguientes archivos:

Documentos xhtml que corresponden a los archivos InDesign exportados y contienen las “páginas”, los contenidos del libro digital. Estos documentos se usan en diseño web y son las páginas web propiamente dichas.

Uno o varios documentos CSS que contiene los estilos de los textos y de las imágenes del libro. Estos documentos, llamados hojas de estilo, se usan en diseño web y contienen la información de diseño de las páginas.

Imágenes JPG y GIF, en una carpeta images, que se usaron en la maquetación.

Documento XML que contiene los metadatos y la información de cómo se organizan los elementos del libro.

Figura 13:
El contenido de un archivo ePub.

Todos estos documentos son archivos de texto plano que contienen órdenes de programación y se pueden generar en un procesador elemental de texto, como Bloc de notas de Windows.

La naturaleza de los archivos que conforman un ePub nos da una idea de los posibles flujos de trabajo para la maquetación de libros de este formato. En los extremos estos flujos de trabajo son:

• Creando los archivos XHTML y CSS como si programáramos páginas web. Ya dijimos que se puede usar un editor de texto plano.

• Usando programas de diseño como InDesign, que permiten exportar en formato ePub.

InDesign CS5 genera, de manera bastante satisfactoria, el documento ePub de maquetas simples, de libros de texto corrido con imágenes insertadas.

Si el libro tiene más complejidad será necesario completar el trabajo editando los archivos CSS y algunos otros de la carpeta. Para editar el código de los archivos del ePub contamos con varias herramientas de uso libre como los programas Sigil (www.code.google.com/p/sigil) y Calibre (www.calibre-ebook.com).

Características del ePub

Reseñamos las cuestiones generales a tener en cuenta al maquetar un libro para ser exportado en formato ePub:

• Las imágenes deben estar ancladas al flujo de texto.

• La maquetación de libros digitales es bastante diferente a la de los impresos en papel. Transformar una en otra no suele ser una buena idea.

• La elección de la tipografía no es relevante. La tipografía en que se va a leer el libro la proporciona el e-reader. Si bien la fuente tipográfica se puede incluir en el documento, no es conveniente, ya que muchos dispositivos no la leen y presentan el libro en su fuente por defecto.

• Los lectores más económicos tienen limitaciones de tamaño de archivo. Para que pueda ser leído en todos los lectores, el archivo ePub no debería pesar más de 100 Kb.

• Para que los capítulos del libro digital estén separados es necesario que cada uno esté en un documento InDesign independiente. Los documentos resultantes deben estar relacionados por un documento Libro de InDesign.

• Hay que eliminar los saltos de línea dobles (el ePub interpreta uno solo). Lo mismo sucede con los espacios dobles.

• Los archivos ePub no reconocen algunos de los caracteres del menú Texto > Caracteres especiales (Marcadores, por ejemplo).
- De los caracteres de salto, sólo reconoce el normal creado por la tecla de salto de línea.
- De los caracteres de espacio en blanco, sólo reconoce el espacio normal generado por la barra espaciadora.
- Los procesadores de texto como Word incluyen varios caracteres extraños que los ePub no los incluye. Es necesario depurar el texto.

• Todos los párrafos deben estar con estilos de párrafo consistentes.

• Todos los cambios de estilos tipográficos dentro de un párrafo (itálicas o negritas, por ejemplo) deben corresponder a un estilo de carácter aplicado. La mayoría de los lectores no interpretan los cambios locales sin estilo definido como estilo de carácter.

• Los lectores de libros electrónicos permiten al usuario modificar el tipo de letra, tamaño, alineación, color, imagen de fondo y márgenes. Las decisiones del usuario están por encima de las del diseñador.

• Los elementos de página maestra son eliminados del archivo ePub final. Recordemos que los libros digitales no tienen páginas.

• Las notas al pie se exportan correctamente pero, al no haber páginas, se transforman en notas al final del documento, con un hipervínculo enlazan con la llamada.

Convertir a otros formatos: El ePub es un formato estándar adoptado por la mayoría de lectores de libros digitales. Sin embargo el lector más vendido es Kindle, de Amazon, no lo soporta. El formato de este lector es el Mobi. La conversión ePub a Mobi es fácil de hacer con la ayuda de programas como Calibre.

Exportar a ePub

Una vez terminado el armado, se realiza la exportación a ePub. Si el documento es uno solo debemos ir al menú Archivo > Exportar para > EPUB…

Si el libro está compuesto por muchos archivos, éstos deben estar contenidos en un documento Libro. Para exportarlo debemos ir al menú de opciones del panel Libro y elegir la opción Exportar libro a EPUB…

La creación un documento libro se puede consultar en el Capítulo 6: El documento libro y ver el video correspondiente de esta sección.

En ambos casos se presenta la ventana de la figura 14, con tres solapas. Las opciones de cada una de ellas son las siguientes:

Solapa general

La solapa General de la ventana Opciones de exportación de Digital Editions contiene las siguientes opciones:

Libro electrónico

• Incluir metadatos de documento. Se van a considerar los metadatos añadidos al documento (Archivo > Información de archivo). Así el Título del documento (que será el título del libro), el autor, y otros datos se mostrarán en el documento ePub.

Añadir entrada de Publisher. Para poner el nombre de la editorial.

Ordenación

• Si elige Según maquetación de página, el orden de presentación de los elementos de la página en el EPUB estará determinada por su ubicación en la página. InDesign lee de izquierda a derecha y de arriba a abajo. Para un mayor control, podemos señalar el sentido de la lectura editando las etiquetas XML, en este caso deberemos seleccionar Igual que estructura XML.

Viñetas y números

Viñetas. Opciones sobre cómo se deben mostrar las listas con viñetas o numeradas.

Ver libro electrónico después de exportar. Abrirá el archivo EPUB en la aplicación predeterminada en tu sistema (Adobe Digital Editions, Stanza, Calibre, etc).

Imágenes

Las opciones de la sección Imágenes de la ventana Opciones de exportación de Digital Editions son:

En el apartado Imágenes se define cómo se exportan las imágenes.

Con formato respeta los ajustes realizados en InDesign (rotación y escala).

Conversión de imágenes. Para elegir el formato de las imágenes del documento

Opciones JPEG. Se definen las características de estos archivos de imagen.

Contenido

Formato para contenido de EPUB. para elegir entre dos normas de formato, XHTML o DTBook. La más usual es la primera.

Tablas de contenido

Incluir entradas de TDC de InDesign. Los índices realizados en InDesign pueden ser incluidos en el documento ePub. Se generará un índice aparte, además del que genera el ePub. Este índice estará ubicado como una página de texto más. Puede no seleccionarse.

Usar entradas de primer nivel como saltos de capítulo. Esta opción divide el libro en varios archivos, de acuerdo al índice. De esta manera InDesign impide que cada documento supere los 300 Kb.

Opciones de CSS

• Generar CSS. InDesign traduce los estilos de párrafo y carácter del documento a Estilos en cascada, la declaración de estilos propia del diseño web y los libros digitales. Conviene seleccionar siempre.

Incluir definiciones de estilo. El ePub creará una lista de estilos CSS que se pueden editar.

Conservar cambios locales: Si se selecciona esta opción, se incluyen formatos locales como cursiva o negrita.

Incluir fuentes incrustables: Incluye en el documento las fuentes que cuenta con los derechos necesarios. Muchos reproductores de libros digitales no reconocen las fuentes incrustadas y, además, el tamaño del archivo crece demasiado.

Sólo nombres de estilo: En la hoja de estilo sólo se incluyen los nombres de los estilos no definidos en la hoja de estilo.

Utilizar archivo CSS existente: Permite usar una hoja de estilo preexistente.

<< Tema anterior | Arriba | Tema siguiente >>