Curso de InDesign CS5

Capítulo siguiente >>
<< Índice general
Capítulo 1: Introducción

(6) Hablan los maestros

Roger Black

Diez reglas para el diseño de revistas

Regla 1: Pon contenido en todas las páginas. El diseño no debe ser mera decoración, debe transmitir información o entretenimiento.

Corolario de la Regla 1: Nadie lee todo. La única persona que leerá cada palabra que hayas escrito será tu madre. Todas las otras personas pasan las páginas rápidamente. Por eso tienes que asegurarte que haya contenido en cada una de las páginas.

Reglas 2, 3 y 4: El primer color es el blanco. El segundo color es el negro. El tercer color es el rojo. Calígrafos y antiguos impresores entendieron esto hace ya 500 años, y la experiencia ha comprobado que eso es exacto. Blanco para el fondo, negro para el texto y rojo para resaltar y estimular. Estos tres colores son los mejores; tenemos que ser muy cuidadosos con los otros colores.

Regla 5: Nunca aumentes el espacio entre letras en minúsculas, puede parecer elegante y a la moda pero luce muy mal y cansa. No te dejes arrastrar por el soplo de la moda como el envoltorio de un hot-dog al viento.

Regla 6: NUNCA PONGAS DEMASIADO TEXTO EN MAYÚSCULA después de un momento, es demasiado difícil de leer.

Regla 7: La portada puede ser un afiche. La sola imagen de una persona puede vender más revistas que muchas imágenes o todo el texto. Piensa sobre el por qué.

Regla 8: Usa una o dos tipografías. El diseño italiano es la metáfora: un fuerte sentido de pocas cosas trabajando juntas. Evita el "vale todo" de muchas tipografías y muchos colores.

Regla 9: Haz todo lo más grande posible. Las tipografías lucen mejor en grandes tamaños. Una mala imagen siempre luce mejor si es grande.

Regla 10: Sorprendente. El problema con la mayoría de los diseños es que no tienen sorpresa. Si quieres que las personas normales te presten atención, pon ritmos diversos en tus diseños. El monótono ritmo de imagen, título, texto, aviso, imagen, título, texto, aviso, etc., es como un budín sin pasas.

Tomado de un reportaje de la revista digital www.linezine.com/3.1/features/rbbmtlzli.htm a Roger Black, responsable del diseño o rediseño de publicaciones como Esquire, Rolling Stone, Newsweek, The New York Times Magazine. Actualmente, con sus empresas Interactive Bureau y Circle, desarrolla sitios web para empresas como Discovery Channel, USA Today online, American Express, etc. Autor del libro Web Sites that Work (Adobe Press, 1997), en donde extiende sus “Diez reglas” al diseño web.

Pablo Cosgaya

La buena legibilidad de un texto radica en la facilidad que presenta a la lectura y en las condiciones físicas y tipográficas bajo las cuales se lo lee. La legibilidad no es siempre el factor más importante de un trabajo de diseño ya que, en algunas ocasiones, es necesario priorizar la connotación de determinadas tipografías por sobre las condiciones de lectura. Como paso inicial, es importante determinar quien, porqué, cuándo y dónde se va a leer el texto. Una vez establecidos estos aspectos y, a partir de bloques de texto compactos, se analizaran los criterios más específicos relacionados con el diseño tipográfico, es decir, la elección y el tratamiento adecuado de la tipografía, que ayudarán a mejorar las condiciones de lectura. La lectura se produce a partir del reconocimiento de palabras enteras o conjuntos de palabras. El ojo las percibe como una totalidad, como formas a descifrar que adquieren un valor ideográfico. A continuación se puntualizan seis factores fundamentales que deben tenerse en cuenta para mejorar las condiciones de legibilidad en textos:

1. Las familias sanserif poseen un menor grado de legibilidad que las tipografías con serif. La similitud de los caracteres de las sanserif y la uniformidad del trazo dificulta la diferenciación entre las letras. Por otro lado, los alfabetos con serif nos resultan más familiares ya que la mayoría de libros y periódicos están compuestos en esta clase de tipografía.

2. Un texto compuesto en mayúsculas produce una textura muy homogénea de formas rectangulares que dificulta la individualización de cada palabra. En cambio, uno compuesto en minúsculas (que poseen rasgos ascendentes, descendentes, puntos, acentos, etc.) produce formas más irregulares y cada palabra adquiere una morfología propia, diferenciable de las demás. Por lo tanto, un texto compuesto en mayúsculas y minúsculas resulta más legible.

3. Una mayor diferencia entre la altura de la "x" y los rasgos ascendentes y descendentes (tradicionalmente 2:3) ayuda a una mejor legibilidad. En contraposición con este criterio algunos diseños tipográficos más modernos disminuyen esta diferencia debilitando así el valor diferenciador de los rasgos ascendentes y descendentes.

4. La relación entre el ancho de columna y el cuerpo tipográfico utilizado es un factor fundamental. Se ha establecido que 7 a 11 palabras por línea es la situación de lectura ideal. La medida de caja no debe ser tan angosta como para cansar al lector ni tan ancha como para que, al terminar la línea, no pueda encontrarse la próxima fácilmente.

5. Otra variación tipográfica que hay que tener muy en cuenta es la separación entre palabras. Esta distancia nunca deberá ser mayor al ancho de una letra [a] minúscula. Si las palabras se encuentran muy separadas generarán calles blancas en los panes de texto.

6. La interlínea, o espacio entre líneas de texto, deberá ser siempre superior al espacio entre palabras definiendo, claramente, el sentido de lectura. Independientemente de su valor expresivo, la interlínea mejora la legibilidad en textos de columna ancha. Si bien los conceptos antes mencionados pueden ser modificados de acuerdo a la intención del tipógrafo y al diseño del trabajo propuesto, son reglas básicas comprobadas que aumentan la legibilidad en libros de texto.

Revista Tipográfica Nº 20, página 8, Ediciones de diseño, 1993, Buenos Aires.

<< Tema anterior | Arriba | Tema siguiente >>