Curso de InDesign CS5

Capítulo siguiente >>
<< Índice general
Capítulo 1: Introducción

(4) Diseño de libros

La palabra libro deriva del del latín libri que significa “corteza de árbol” y se refiere a cualquier obra impresa de una serie de hojas de papel u otro material, encuadernadas y protegidas con tapas o cubiertas.

Actualmente esta definición ha quedado obsoleta, ya que también pueden ser llamados libros los que no están impresos en soportes físicos. Los nuevos formatos del libro digital o electrónico, conocido como e-book, está ganando amplia difusión. Su diseño también forma parte de lo que hemos llamado Diseño editorial.

Partes de un libro

En la figura 11 vemos el esquema de un libro tradicional con portadas de pasta o tapas duras y una sobrecubierta, pliego impreso que cubre las tapas. Por motivos de presupuesto, muchas ediciones carecen de alguno de estos elementos.

Las primeras páginas de un libro, llamadas páginas preliminares, contienen información general sobre la edición y son:

• Las primera página va en blanco y se llama página de guarda. El libro puede llevar también una página de guarda en la página final. Estas páginas sirven para proteger el interior y no se cuentan en la numeración de las páginas. El papel puede ser de otra calidad y color que el de los interiores.

Portadilla y portada. La página siguiente, donde comienza la numeración de las páginas, es llamada Portadilla y suele contener sólo el título de la obra y poca información más. La página dos suele ir en blanco. La de la página tres, la portada, contiene, por lo menos, el título de la obra, su autor y la editorial.

• En la página cuatro, al dorso de la portada, se coloca toda la información de la obra: título original, autor, traductor, reservas legales de derechos de autor, número ISBN, datos de la editorial, imprenta, cantidad de ejemplares impresos, etc. Hasta hace unas décadas, parte de esta información, a la que se llamaba colofón, era publicada en las páginas finales.

Corrección

Una buena corrección de los textos es clave para lograr ediciones de calidad. Esta tarea tiene sus propios profesionales; el trabajo del corrector debe comenzar controlando los archivos originales de texto digital para evitar errores ortográficos e incorrecciones gramaticales. Una vez armados los originales es necesaria otra corrección para controlar erratas, saltos en el texto y otros problemas.

En la figura 11 vemos los signos de corrección convencionales, de uso internacional, que permiten la notación de los errores y los cambios en el texto determinados por el corrector. Las notaciones de corrección suelen hacerse en rojo u otro color que se diferencie bien del texto.

<< Tema anterior | Arriba | Tema siguiente >>