Curso de InDesign CS5

Capítulo siguiente >>
<< Índice general
Capítulo 1: Introducción

(1) El diseño editorial

El Diseño editorial es el área del diseño que se ocupa de la creación de libros, revistas y diarios. También incluye los folletos comerciales, catálogos y toda pieza de gráfica impresa que esté compuesta por varias páginas.

Diseño de libros

El diseño de libros tiene un objetivo muy preciso: servir de puente entre el autor y el lector. Este puente tiene que lograr que el lector acceda de la mejor manera posible al texto, que lo pueda recorrer con la menor cantidad de “ruido” y distracciones posible. Es responsabilidad del diseñador que el lector se sienta cómodo, que recorra el texto sin esfuerzo y nada lo distraiga de su disfrute. Para este trabajo el diseñador dispone del saber de siglos de arte tipográfico y de diseño.

El uso de la tipografía debe privilegiar la legibilidad: si algún recurso de diseño atenta contra ella, tiene que estar justificado por una necesidad comunicacional. El diseño de un libro de lectura placentera requiere un equilibrio entre muchos factores: puesta en página, tipografía, papel, cubiertas, índices, etc.

Los primeros libros

Durante la Edad Media la cultura y el saber se encontraron circunscriptos, en gran medida, a los monasterios e instituciones religiosas. Gran parte de los escritos que se conservan de esos tiempos tuvieron su origen en los scriptorium de los monasterios. Las iglesias cristianas tuvieron gran interés por conservar sus libros sagrados y los saberes de la época relacionadas con sus creencias.

Los primeros libros eran copiados a mano e ilustrados. La mayoría de las personas era analfabeta; la necesidad de instrucción religiosa obligó a los monjes a ilustrar (iluminar) sus libros de culto. Los monasterios competían por tener las mejores bibliotecas. En sus scriptorium los copistas realizaban los manuscritos iluminados en pergamino (cuero de cabra o becerro tratados especialmente) a los que ilustraban bellamente.

La tipografía se fue desarrollando a lo largo de los siglos. En la búsqueda de letras más claras y, sobre todo, más sencillas y rápidas de dibujar, los scritori (responsables de los scriptorium) y los copisti (escribientes) fueron cambiando los estilos tipográficos y desarrollando elementos de diseño que se reconocen en muchos recursos gráficos y de diseño de la actualidad.

Arriba | Tema siguiente >>